Los 7 pecados capitales del sexo en pareja

Aunque se diga que las relaciones de pareja estables matan el deseo sexual, las hay que por muy largas que sean en el tiempo es posible mantener la llama de la pasión al rojo vivo. Pero hay situaciones que se vuelven monótonas o algunos factores que son rutinarios que consiguen erosionar y debilitar ese deseo sexual en ambos.

Los-7-pecados-capitales-de-las-relaciones-sexuales-en-pareja

Para evitar que la llama de la pasión se vaya apagando te vamos a mostrar cuales son los 7 pecados capitales que debes tener en cuenta para prevenir la pérdida del deseo sexual con tu pareja.

NEGARSE A APRENDER

Por muy dios del sexo te puedas creer, no estás en la posesión de saberlo todo, sobretodo cuando se trata del sexo. Siempre hay que aprender algo nuevo, como una nueva postura que los dos podéis disfrutar como nunca o dedicar un rato más a los juegos preliminares con una nueva técnica de masajes que harán subir la temperatura ¡El sexo con el tiempo es evolución!

PERDER LA CURIOSIDAD

¿Crees que conoces del todo a tu pareja?¿Conoces sus puntos de placer?… ¡Seguro que no! Es un error muy común en las relaciones sexuales que llevan mucho tiempo. Mantener la chispa de la curiosidad es básico, es bueno ser curioso, explorar tu propio cuerpo, tener una mente abierta para exponer a tu pareja con excitantes ideas y explorar el cuerpo de tu pareja para ver como reacciona a las nuevas sensaciones que estas planteando.

DESCUIDAR LA IMAGEN E HIGIENE

Aquel cuerpo, ese olor o ese sex appel que tanto cautivó en su día a tu pareja, con los años much@s se acomodan y descuidan tanto la imagen como la higiene matando poco a poco el deseo sexual. Es una queja muy habitual entre las parejas, por lo que debes recordar como se encaprichaba tu pareja nada más verte o olerte ¡Cuida tu imagen! Véras que si aún conservas una buena actitud de conquista seguirás alimentando el deseo sexual de tu pareja y tu autoestima seguirá creciendo.

PRACTICAR SEXO SIEMPRE

La tendencia natural de las relaciones sexuales después de cierto tiempo es reducirlas a practicar las mismas posturas, ir directos al coito y cada vez menos preliminares, al final el sexo se convierte en monótono y aburrido. Para evitar esto ¡Deja paso a tu imaginación! Habla con tu pareja y plantearos situaciones que más os excita, que posturas os estimulan más, hacer cambios de roles, introducir juguetes sexuales… Seguro que mantendrá viva la pasión por el sexo.

DESCUIDAR LA INTIMIDAD

¡Dedica tiempo para cultivar la intimidad con tu pareja! El día a día, el estrés y la convivencia continua en pareja son complicadas y alejan la pasión de ambos. Por ello, es muy importante es reservar un espacio con mucha intimidad para mantener el deseo sexual. Puedes preparar una cena romántica a solas o una sesión de masajes eróticos para aliviar el estrés del día, lo que venga después resérvalo para vuestra intimidad e imaginación.

DEJAR DISCUSIONES SIN RESOLVER

La convivencia en pareja es muy complicada y si hay temas que son delicados hay que tratar de resolverlos tan pronto que sea posible, dejarlos correr solo conseguirá alejaros, perdiendo las ganas de tener sexo. Si necesitais ayuda no dudes en pedir ayuda a especialistas o terapeutas.

ESTABLECER UNA RUTINA SEXUAL

No establezcas una pautas en el sexo, se vuelve predecible y rutinario, hay el peligro que se pierda el interés por las relaciones sexuales. Mantener la tensión por la sorpresa, que vendrá después, incorporar nuevos elementos a la relación o dejar paso a la improvisación son vitales para aumentar la libido. Trabajar la creatividad erótica es vital para alimentar el deseo sexual y mantener encendida la llama de la pasión.

Ya sabes, no dejeis caer en estos 7 pecados capitales en vuestras relaciones sexuales, solo os llevará a la pérdida de interés por el sexo y alejamiento como pareja. Por eso, debes ser creativo, el limite lo pondrá tu imaginación, habla con tu pareja que más os gusta practicar y sobretodo grandes dosis de sorpresa e improvisación.