Las mejores posturas sexuales para practicar el Bondage

Una de las prácticas sexuales más populares y excitantes del BSDM es el Bondage. Es llevar la emoción y la adrenalina al límite en la búsqueda del placer y el orgasmo con la dominación de la pareja con ataduras ya sea en muñecas tobillos boca… Estas ataduras pueden ser unas inocentes esposas a unas sensuales cuerdas de nylon o algodón, o en el caso de los más avanzados en el arte de la dominación y sumisión existen para ellos complejos dispositivos de inmovilización.

Las mejores posturas sexuales para el bondage

Para que resulte de una práctica sexual placentera y excitante tan importante es la complicidad entre ambos como encontrar la postura ideal para atar a tu compañer@ y disfrutar intensamente los dos ¡Ese es el objetivo!. Ahora te descubrimos cuales son las mejores posturas sexuales para practicar el Bondage.

La postura clásica por excelencía en el arte del Bondage, y seguro te viene a la mente, es aquella en la que el que hace de sumiso está acostado boca arriba en la cama e inmovilizado de manos y pies con las piernas abiertas mediante ataduras de cuerda o esposas a los extremos de la cama. La inmovilización es total y el dominador siente poder hacer todo tipo de juegos con el sumiso. Si el que está atado es la mujer, los juegos de sexo oral y de penetraciones vaginales pueden ser muy variados.

Una variante de esta postura básica es cuando atamos solo las manos con los brazos extendidos hacia atrás con esposas u otro tipo de ataduras de cuerda, permite una gran variedad de juegos sexuales. Es perfecta para utilizar en la dominación del hombre.

mejor postura sexual para bondage

Existe otra postura esencial en el arte de las ataduras eróticas aunque en este caso es algo más extrema. En este caso quien hace de sumiso está boca abajo inmovilizado de manos y pies con las piernas abiertas dejando el ano y la vagina al descubierto para realizar todo tipo de juegos sexuales. Esta posición es perfecta para los que les gusta disfrutar del sexo anal y de la penetración vaginal por detrás.

También existe una variante más cómoda para el que está atad@. Consiste en ponerle boca abajo a cuatro patas atando solo los brazos, hay más movilidad y permite más variedad en la búsqueda del placer sado, el dominante puede hacer también de las suyas.

¿Y para los recien iniciador o principiantes? Una silla y una ataduras dan mucho juego. Hay una postura muy sencilla utilizando una silla con pequeñas variaciones quien está atado es un hombre o una mujer. En caso que sea el hombre, este debe estar sentado con las manos atadas detrás de la silla con esposas o con ataduras de cuerda y al mismo tiempo las piernas quedan inmovilizadas a las patas de la silla. Aquí la chica se siente dominadora y hará todos aquellos juegos sexuales que la hagan excitar más su imaginación.

Si es al revés, quien está atada es la chica, la sentamos más al borde de la silla con las piernas más flexionadas, dejando sus genitales más libres y expuestos para que el dominante disfrute de cualquier práctica sexual o penetración vaginal quiera gozar intensamente.

Si los dos miembros de la pareja saben como manejar la práctica sexual y cual es la intensidad que quieren disfrutar, esta puede ser más suave o a más intensa, siempre con prudencia, el Bondage resulta muy excitante y placentero para ambos. Después de conocer cuales son las mejores posturas sexuales para practicar el Bondage y quieres disfrutar de emociones al límite y adrenalina te animo a que leas el artículo como empezar a disfrutar del bondage.

3 Comments

  1. Es muy interesante e importante que se deje de lado la discriminación hacia nosotros los gay. Yo estoy muy feliz con mi pareja
    y vivimos excelentemente y cada fin de semana vamos a Hoteles Gay Melgar
    de Melgar donde la privacidad, la discreción y el respeto por tu identidad sexual es la mayor preocupación. Amo ser gay.

  2. Las relaciones sexuales y el sexo en el embarazo probablemente no puedan ser igual que antes. Deberemos evitar algunas posturas que antes practicabamos con normalidad. Y es que en ningun momento la embarazada debe sufrir presion, dolor o incomodidad durante la practica del sexo y ademas al final de la gestacion puede perder flexibilidad debido a sus nuevas curvas.

  3. Hola, me ha gustado mucho el artículo. Yo trabajo, junto con una amiga, como chicas webcam en una conocidea página web y la verdad que nos son muy útiles los consejos que dais. Ponemos en práctica muchas de las cosas que decis y a nuestros clientes les encantan. besos!!

Comments are closed.