Las mejores posturas para estimular el Punto G

mejores-posiciones-sexuales-para-punto-G
¡Ya no es un secreto! ¡Ya lo conoces! hablo del Punto G. Si ese famoso punto en el interior de la vagina que las vuelve locas a todas y que las proporciona un placer bestial con poderosos orgasmos. ¿Pero sabes como llegar a él? Porque no todas ni ellos saben como llegar ni en que postura sexual se puede alcanzar, eso si, cuando se llega el éxtasis está garantizado. Pero, ¿Sabes porque hay mujeres que aman más unas posturas sexuales que otras? ¿No será que hay ciertas posturas que favorecen más llegar al Punto G? Pues sí y te vamos a mostrar cuales son las mejores posturas sexuales para estimular el Punto G.

La postura del misionero

Todo un clásico que no pasa de moda y es ideal para estimular el Punto G ¿Por qué? Es la postura sexual que nunca falla en una relación sexual es garantía de orgasmo casi siempre y que llega el pene al punto G con facilidad. Para nada es una postura aburrida, además de ser ideal para alcanzar y estimular el punto G, es muy excitante para ambos, os podéis comeros a besos y acariciar sus pechos durante la penetración intensificando el placer.

La posición de la más profunda

postura-la-mas-profunda¡Es garantía de resultados orgásmicos increíbles! Es una de las posturas favoritas de las mujeres, les resulta muy excitante y placentera. Aquí la mujer está tumbada boca abajo, con las piernas separadas y encima de los hombros del hombre. El tiene que estar fuerte para soportar la posición. La más profunda es una de las más importantes posturas para estimular el punto G, aunque tiene sus peros, se pierde cierta complicidad entre ambos hay poco margen a los besos y caricias.

El elefante

Postura sexual el elefanteEs una de las posturas más cómodas para la mujer, todo el trabajo es para el hombre. Es una variante de la postura del perrito y es menos común en las relaciones sexuales de muchas parejas, aunque resulta excitante y divertida. Para lograrla, ella se tumba en la cama boca abajo con las piernas bien abiertas, al mismo tiempo que él se tumba en ella y la penetra por detrás, estimulando el Punto G y frotando el clítoris con el movimiento del pene ¿Resultado? ¡Un orgasmo de otro mundo!

La postura del perrito

Postura sexual el perritoEs de las posturas sexuales más practicadas, aunque no es de las más placenteras para la mujer. Aquí la mujer se coloca a cuatro patas en la cama y él la penetra desde detrás. Hay control de ambos en la profundidad de la penetración y solo existe la fricción del pene sobre la pared vaginal anterior para estimular el Punto G. Hay un pequeño truco que te ayudará a intensificar el placer, durante la penetración masajea tu clítoris o deja un pequeño hueco para él para que lo alcance y juegue con tu clítoris.

El Abrazo

¿Estais fuertes los dos? Sobretodo el hombre. No todo el mundo puede hacer esta postura, requiere fuerza y destreza al mismo tiempo. De pie abrazados, ella le rodea con sus piernas mientras él la penetra con suma facilidad y el pene estimule el punto G con facilidad. Es importante la coordinación en esta postura sexual para que sea muy placentera. Existen variantes a esta postura y menos cansadas, una de ellas es la misma sentados en una silla.

La amazona

Postura sexual la amazona¡El control es absolutamente de la mujer! Tu simplemente relajaté y disfruta de la experiencia, mientras que ella se sienta en tu pene, marca su ritmo y su diversidad de movimientos mientras busca su punto G. El placer está garantizado con la estimulación intensa del punto G, pero es una postura más bien para expert@s y no todos llegan al orgasmo con ella.

La postura de la cuchara

Para conseguir la estimulación del Punto G, los dos os teneis que colocar tumbados de lado, él detrás de la chica, mientras ella coloca su pierna hacia atrás hasta la espalda de él, la penetración desde atrás facilita a la cabeza del pene llegar al punto G y con un movimiento lento os llevará a un orgasmo explosivo. ¡Un truco! Da un grado más de intensidad de placer, esta postura permite estimular el clítoris durante la penetración, así que, ponte manos a la obra o deja a tu chico mimar tu clítoris.

Existen otras posturas sexuales para estimular el punto G, por ello, no os limitéis a estas posturas, hay que experimentar y probar con diferentes posiciones, haciendo esto estaréis enriqueciendo vuestra vida sexual. ¿Ya has probado alguna de estas posturas? ¿Has disfrutado con ellas? ¿Hay otra postura que logre estimular tu punto G? Cuéntanos.

2 Comments

  1. Muchas gracias por los detalles. Bien explicado. Un saludi

  2. Sin duda un post donde ni deja ninguna duda, las técnicas están muy bien descritas, ahora a echarle un poco de ganas…y a disfrutar!
    Saludos
    Carla Mila

Comments are closed.