La lencería erótica más comestible

La lencería erótica convierte a toda mujer en una musa de la provocación y el erotismo,  despertando los deseos sexuales más apagados de su pareja o amante, volviendo su mirada más apasionada y su imaginación se perderá más allá del conjunto sexy que lleves. Sin embargo, si lo que también buscas es un efecto sorpresa, puedes añadir otro sentido a tus relaciones como es el gusto y el olfato con la lencería erótica comestible, verás como multiplica el efecto del deseo sexual.

Este tipo de lencería no deja de ser un juego erótico que lo que busca es la pura provocación al otro de “comerse” cada centímetro de su pareja y una invitación divertida de disfrutar del placer del sexo oral. Cada vez hay más gente que recurre a la lencería sexy comestible como una manera de enriquecer sus relaciones sexuales y salir de la monotonía, para aumentar el deseo y la excitación.
Actualmente este tipo de prendas son fáciles de encontrar en tiendas eróticas y en muchas secciones de un sex shop online. Se puede encontrar de muchos tipos de materiales desde fibras vegetales comestibles con sabores artificiales atrayentes hasta otras que tienen enganchadas gominolas y otros dulces para que te las vayan quitando con la boca.
Existen prendas de lencería comestible como ligueros, pezoneras muy sexys, braguitas de papel de azúcar, sujetadores y tangas con diferentes sabores y aromas muy sugerentes a fresa, chocolate, frutas tropicales, vainilla… toda una tentación que invitan a saborearlas hasta el final y más allá. Con todas estas prendas puedes combinar un conjunto sexy comestible para que empiece por una zona y se vaya desplazando hasta que se pare en el plato más sugerente de tu cuerpo.
Pero no solo hay para vosotras, también hay lencería erótica comestible para tu chico. Hay calzoncillos, bóxer y tangas entre otros con sus sabores, perfecto para que tu también juegues con él y te lo vayas comiendo de deseo poco a poco.
Aunque en todas las relaciones sexuales la higiene es importante, aquí es aún más. Es conveniente tener unas buenas prácticas de higiene, si quieres con un buen baño para desestresarte del dia, controla que la prenda venga bien empaquetada, su fecha de caducidad, que no presente una textura o olor dudosa, de esta manera evitarás posteriores problemas con infecciones o hongos.
La lencería erótica comestible es ideal para dar la sorpresa que vienes buscando, no hay como preparar una cena erótica con comida afrodisíaca para irle poniendo a tono y acabando el menú siendo tu el postre más delicioso que nunca antes haya comido, perfecto para los preeliminares más exictantes de una noche muy sensual y divertida. Lo que venga después es vuestra imaginación. ¿Empezamos?

7 Comments

  1. La lencería erótica comestible es sin duda lo nuevo en cuanto a lencería se refiere, es evidente y lógico que este producto erótico será muy pedido, además es ideal para sorprender a la pareja con algo inusual y novedoso.

    • Sobretodo lo que más se busca que sea un juego picante y divertido.

  2. Es uno de los mejores inventos que hay, tanto para una velada pasional con tu pareja, como también como complemento para las fiestas de adultos.
    También se utiliza por muchas parejas como elemento alternativo a la inclusión de la práctica del sexo oral, siendo una suave manera de poco a poco ir tomando contacto con las partes íntimas a través de la boca y los labios conforme se van comiendo o chupando las prendas de lencería erótica comestible.
    ¡Anímate a sorprender a tu pareja con algún conjunto de lencería erótica comestible! y naturalmente disfrutad los dos con estos dulces conjuntos.

  3. Ya no hay excusa, ya puede comer a su pareja a mordisquitos.

  4. Como la lencería tradicional nada, además parecen chuches

  5. Sin duda el juego y la diversión que genera este tipo de “lenceria” no es fácil de encontrar con otros artículos. No sólo ayuda a “calentarnos” para lo que viene después sino que nos hace reir y disfrutamos como niños!

  6. Me gusta mucho todo lo que he visto y me habeis ayudado a buscar cositas monas para ahora que llega el calorcito.

Comments are closed.